Cantabria. La Consejería aprueba a varios alumnos en contra del criterio del profesorado.

FOL 2012. El blog de FOL de José Manuel Roca.- A continuación inserto una noticia publicada hoy en la prensa (eldiariomontanes.es) y que forma parte del poco edificante funcionamiento del sistema en algunas ocasiones. Que cada cual obtenga sus conclusiones.

El Servicio de Inspección de la Consejería de Educación decidió aprobar a cinco alumnos del Instituto 'Estelas de Cantabria' de Los Corrales que suspendieron los exámenes después de estudiar su reclamación y detectar que no hubo claridad al fijar la nota final de los alumnos y por lo tanto no se garantizaba que el rendimiento escolar se había evaluado de acuerdo con criterios objetivos. Estas reclamaciones habían sido presentadas por cinco alumnos del modulo de 'Formación y orientación laboral' del Instituto 'Estelas de Cantabria' de Los Corrales de Buelna contra las calificaciones de las convocatorias ordinaria y extraordinaria de junio.
En cuatro de los casos, los alumnos habían obtenido una calificación inferior a cinco y en otro caso el estudiante no se presentó a la prueba. Los estudiantes estaban matriculados en el primer curso del Grado Superior de 'Eficiencia energética y energía solar térmica' y en el segundo curso del Ciclo Superior de 'Mantenimiento y montaje de instalaciones de edificio y proceso'.
La consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, recordó ayer que todos los cursos escolares «hay reclamaciones de notas de alumnos y de familias y en algunos casos se da la razón a los alumnos y en otros al profesorado». La titular de Educación destacó que «en cualquier caso, el alumno tiene que ser evaluado con unos criterios objetivos que van desde que se cumplan las programaciones didácticas que han sido aprobadas, es decir, que en la evaluación se sepa cual es el peso de cada pregunta del examen, y que esa evaluación sea lo más objetiva posible».
En lo que se refiere al caso de la reclamación de los estudiantes de Los Corrales de Buelna, la consejera de Educación señaló que se siguió el procedimiento habitual y después de estudiar la reclamación de los alumnos, la Inspección elaboró su informe «siempre justificado y atendiéndose a la normativa vigente». A la vista de ese informe, es cuando Educación toma una decisión que en este caso es la de aprobar a los alumnos porque «no se habían cumplido esos requisitos o esos criterios que establecen cómo se tiene que evaluar al alumnado».
Además, el Servicio de Inspección detectó también, después de estudiar la documentación que aportaron los estudiantes en su reclamación, que en la programación del curso elaborada por el profesor no se habían recogido los criterios de evaluación continua de los estudiantes y de la evaluación final. Es decir, a la hora de realizar la programación didáctica de cada curso, el profesor debe incluir el valor de cada pregunta y la puntuación que se ha dado a cada respuesta, unos datos que no se habían recogido en la programación presentada por el profesor del modulo de 'Formación y orientación laboral'.
No resta autoridad
La decisión de la Consejería de Educación ha sido aceptada por la dirección del 'Estelas de Cantabria' y una parte de su profesorado, mientras que otro sector del equipo docente se ha mostrado muy critico con ella. Conocedora de esta situación Díaz Tezanos destacó que aunque en este caso se ha tomado una decisión en favor del alumno, «con ello no se quita autoridad al profesor sino que se trata de respetar una normativa».
Según el sector crítico del equipo docente, uno de los estudiantes suspendidos, ni tan siquiera se presentó a todas las pruebas mientras que otro obtuvo un uno y dos sacaron tres como nota. El quinto, que sacó un cuatro, tendría abierto un expediente disciplinario desde el mes de junio por atentar contra la dignidad de algún profesor del instituto, según señalaron fuentes de este sector del profesorado.
A su juicio, en muchos casos, «equivocamos la autoridad del profesor y esta Administración, si por algo se ha caracterizado, es porque cada vez sea mayor la consideración hacia el profesorado».
El Instituto de Educación Secundaria 'Estelas de Cantabria' de Los Corrales se caracterízó desde su puesta en marcha, a finales de los años noventa, por ofertar ciclos formativos con acceso directo al mercado laboral.