Extremadura. Interinos Secundarios.

Este año en Secundaria se han convocado oposiciones, pareciera lógico que la asignación de vacantes a los interinos pertenecientes a la lista de espera de dicho cuerpo se retrasase por los plazos administrativos, listas, baremos, oposiciones, listas definitivas y sus respectivas reclamaciones, pues no, ocurre año tras año y no está justificado que hoy día con las nuevas tecnologías, los interinos sepan tres días antes (y con mucha suerte) dónde van a trabajar durante todo el año.
La concepción del interino con veinte y pocas primaveras rodando por la geografía extremeña feliz y contento es ya un mito que poco se parece a la realidad, sobre todo con el modelo actual que premia en demasía la experiencia de años anteriores tanto en oposiciones como en listas cerrando la puerta a las generaciones venideras. Con esto no digo que no haya que premiar los años trabajados pero el actual sistema de oposición es del todo injusto al meter a todos en el mismo saco, nóveles y veteranos, los hay que llevan firmando exámenes en blanco oposición tras oposición y los hay que sacando 10 no pueden acceder ni siquiera a trabajar todo el año, habría que pensar en adecuar a nuestra realidad los antiguos turnos libres y restringidos para no perjudicar a nadie, ni a unos ni a otros.

Hoy el interino es un hombre o mujer casado con hijos que tiene que desplazarse en muchos casos con su casa a cuestas (si es para todo el año) o viajar diariamente más de una hora si quiere estar con su familia. El problema se multiplica si la persona sabe su destino dos días antes.

Es ilógico que los profesores no sepan hasta el día 9 dónde van a ir a parar, (por los alumnos, por la calidad de la educación, por el instituto y por el propio interino) si bien es cierto que muchas necesidades se conocen en los primeros días del mes no lo es menos que la mayoría son conocidas y que con la petición realizada de centros, muchos deberían ya saber su destino.

Esta historia se repite año tras año en Secundaria ya que en Primaria y en año de oposición se adjudican las vacantes a finales de agosto, los institutos son más complejos pero una buena planificación y un simple programa informático deberían adelantar todo el proceso de adjudicación, eso sin contar que también se les debiera permitir la continuidad voluntaria en el centro respetando lógicamente el orden de las listas y siempre y cuando no exista variación en la plaza a cubrir.

Y a ver qué ocurre este año, pues mucho me temo que la llamada al orden para ajustar al máximo los grupos que recibieron los directores de los centros, de sus frutos y desaparezcan más de un puesto.

Y es que entre ordenadores, armarios para ordenadores y llaves para los armarios, los interinos son secundarios.