Castilla y León. Se se comprometen a apoyar el plan de empleo y los centros de referencia

El blog de FOL de José Manuel Roca.- EFE.- El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, se ha comprometido hoy a buscar "una fórmula" para apoyar el plan de empleo especial previsto en Castilla y León y para que centros ocupaciones de la Comunidad sean de referencia nacional.

Celestino Corbacho se ha reunido esta mañana en Valladolid, durante cerca de hora y media, con el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

Corbacho se ha referido, en rueda de prensa tras la reunión, a la propuesta de la Junta de que el Ministerio de Trabajo cofinancie un plan especial de empleo en Castilla y León, dotado con cerca de 25 millones de euros.

Al respecto, ha comentado que "estamos en momentos de enorme dificultad desde el punto de vista presupuestario", por lo que "la disponibilidad económica del Ministerio es mucho menor", pero la propuesta de la Junta "es razonable".

Por ello, ha proseguido, "vamos a procurar buscar una fórmula que permita integrarnos conjuntamente" en este plan y para que vaya "más allá" de este año, con el fin de abarcar el periodo 2009-2010.

El presidente, por su parte, ha reclamado que el Ministerio apoye a Castilla y León en los mismos términos que a otras comunidades, con el objetivo de "fortalecer y reorientar las medidas" de empleo.

Herrera ha pedido que los fondos que transfiera Trabajo se puedan utilizar "con flexibilidad, para poder orientarles con mayor autonomía" hacia las necesidades de la Comunidad.

Juan Vicente Herrera ha destacado que este plan se sumaría a los cerca de 163 millones de euros que la Junta ha aprobado, en distintos programas, para fomento del empleo, con los que espera generar unos 26.000 puestos de trabajo, de los que alrededor de 2.800 ya se han creado.

Otro de los asuntos destacados de la reunión ha sido el nuevo mapa de centros de formación laboral considerados de referencia nacional, que estudia actualmente el Ministerio.

Castilla y León pretende que se incluyan los centros de El Espinar (Segovia), dedicado a servicios sociales, el de Salamanca especializado en el sector agroalimentario y el de Valladolid, centrado en la automoción, principalmente, y el ferrocarril.

El ministro ha recordado que antes del verano podría estar cerrado este mapa y ha augurado que el centro de Valladolid "deberá compartir" su carácter de referente con el de Martorell, en Barcelona.

"El Ministerio lo ve bien, aunque no le corresponde dictaminar", ha advertido, puesto que la decisión depende de un comité técnico.

Otra de las demandas de la Junta ha sido que Trabajo mantenga su apoyo, cercano a 1,1 millones de euros en 2009, en programas de integración de inmigrantes, algo que depende del acuerdo de financiación autonómica.

Herrera ha pedido que en ese acuerdo no se tenga solo en cuenta el criterio de población, tanto en el caso de inmigración como para financiar las cincuenta oficinas de empleo de la Comunidad, sino que también se consideran criterios como la dispersión.

La Junta ha demandado además un aumento de plantilla en la Inspección de Trabajo y que si se transfiere esta competencia, se mantenga "un modelo único" de ámbito nacional.

Asimismo, ha pedido las reformas necesarias para que los autónomos puedan cobrar el paro y para que los 162 centros especiales de empleo de la Comunidad, con unos 4.500 empleos, la mayoría de discapacitados, mantengan su actividad pese a la crisis.

El ministro ha reconocido la "complejidad" jurídica para que los autónomos cobren el paro, ya que no cotizan específicamente por este concepto, pero se ha comprometido a alcanzar próximamente una solución.